Multitudinario homenaje a Hebe de Bonafini en Plaza de Mayo "30.000 veces gracias"

Las cenizas de la última presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo fueron esparcidas en la Plaza de Mayo. Los presentes resaltaron su "gran valentía" y afirmaron que dejó una "huella". 

Foto: fotosur.agencia

Las cenizas de Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, fueron esparcidas esta tarde en la Plaza de Mayo, en una multitudinaria y emotiva ceremonia tras su fallecimiento a los 93 años el domingo pasado. Las cenizas fueron colocadas al pie de uno de los arbustos que rodean a la Pirámide, lugar emblemático de todas las luchas que encaró la referente y activista en defensa de los derechos humanos.


Foto: Alfredo Luna

Del acto, participaron dirigentes políticos, sociales y gremiales, además de referentes de la cultura. Como lo hizo Hebe durante cada jueves de las últimas décadas, se realizó la histórica marcha de Madres -la número 2.328- en las calles periféricas por la enorme presencia de jóvenes y columnas de organizaciones políticas, sociales, de derechos humanos, militantes, dirigentes y funcionarios del Frente de Todos (FdT).

Poco antes de las 15:30hs, la camioneta que habitualmente trasladaba a Hebe y al resto de las integrantes de la Asociación, ingresó a un Plaza de Mayo colmada de banderas y fotos de la referente de derechos humanos, y fue recibida con aplausos y muestras de afecto por una multitud, entre las que se encontraba el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el dirigente de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, Andrés "Cuervo" Larroque, entre otros dirigentes.

Entre los presentes se alcanzó a ver a la cantante Teresa Parodi, el Padre Paco Olveira, del Grupo de Curas en Opción por los Pobres; el presidente Amado Boudou, el gremialista Daniel Catalano (ATE-Capital), y al ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa.

"Amor con amor se paga"

"Es la primer ronda sin ella. Es una situación muy triste, pero ver este acompañamiento de tanta gente que espontáneamente vino a despedirla nos llena de emoción y de orgullo. Lo que significa es que Hebe dejó una huella y que hay muchos dispuestos a seguirla", resaltó Kicillof en diálogo con Noticias Argentinas. En sintonía, Andrés "Cuervo" Larroque definió a Bonafini como una persona de "una sensibilidad enorme, una bondad infinita y gran valentía, porque nunca se guardaba nada".

"Los esperamos a todos y a todas en la Plaza de Mayo para abrazarnos y honrar el legado de nuestra eterna compañera Hebe", invitó desde sus redes sociales la Asociación Madres de Plaza de Mayo. "Que no haya ninguno que quede en la casa, que se vengan todos a cubrir la plaza", pidieron los organizadores en la convocatoria del homenaje, que tuvo como consigna "Amor con amor se paga".

Bonafini, en un video que la asociación publicó en sus redes sociales el domingo pasado, había expresado: "El día que yo me muera no tienen que llorar, tienen que bailar, tienen que cantar, hacer una fiesta en la plaza porque hice lo que quise y dije lo que quise". Mientras que desde la agrupación HIJOS, en sus redes sociales, señalaron: "Vamos a Plaza de Mayo para hacer una despedida hasta siempre a Hebe. Con el pañuelo blanco como bandera, siempre".

"Hoy despedimos a una incansable luchadora por los Derechos Humanos y la consolidación de la democracia en nuestro país. Hasta siempre, compañera Hebe", escribió el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, de sus cuentas oficiales.

"Dicen que en la naturaleza hay cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego. Para mí Hebe es tierra fertilizada en la lucha de nuestros hijos, es el agua para que esa semilla germine, es el aire que respiramos en las plazas y siento que es ese fuego infinito encendido con pasión revolucionaria", evocó desde el escenario la madre de la filial Tucumán, Sara Mrad. Por su parte, Visitación de Loyola (98), resaltó: "Yo la tengo viva a Hebe, siempre presente y voy a seguir con todos sus consejos y pensamientos, principalmente con seguir siendo las madres de todos". Y Josefa de Fiore sostuvo: "No se fue y no se va a ir nunca".

 "Hebe presente, ahora y siempre", se cantó a viva voz en la histórica Plaza de Mayo. "Aquí estamos con la fuerza, las palabras y discursos de Hebe que nos marcaron ayer, hoy y siempre y que nos van a guiar de ahora en más. Nos enseñaba a pensar en el otro, en la solidaridad... Nos enseñó todo", añadió Irene de Chueque.

Quienes estaban presentes en la Plaza de Mayo, funcionarios públicos y referentes sociales, aprovecharon la ocasión y rememoraron "un momento con Hebe". Por ejemplo, la diputada del FdT, Paula Penacca, recordó: "Cuando Hebe me invita a hablar por primera vez en la ronda de las Madres, yo estaba embarazadísima de mi nena Matilda, después de hablar viene y me regala una carta que le había mandado el Papa Francisco a ella y me dice 'Guardá esto y cuando Matilda sea grande, se la das y le decís que te la regalé yo'". Y sostuvo: "Esa Hebe que fue y es la madre de todos y todas fue la madre de mi hija un ratito y es la Hebe que voy a recordar siempre".

Por su parte, la cantautora y exministra de Cultura, Teresa Parodi, contradijo a Hebe cuando en su momento dijo que se consideraba una más. "Es imposible recordarla como una más. Es muy importante que se la recuerde como fue: una bandera, una voz que se alzaba por todos y todas. Una mujer con un gran coraje, una de las voces y de los puños alzados que hizo que la democracia vuelva a este país".

Quienes expresaron sus recuerdos y rememoraron frases imborrables de Hebe también se acercaron a la Pirámide de Mayo para dejar sus pañuelos, carteles e imágenes con frases como "Resistir es combatir", "Un pueblo te llora", "Los pibes son el presente, no el futuro", "El cielo está de fiesta, llegó mamá Hebe", "Tu voz y tu pensamiento serán nuestra guía", "Pensando en vos siempre, siempre extrañándote", "Madres de la plaza la villa las abraza" y "30.000 veces gracias", entre otros.

La Secretaría de Derechos Humanos publicó un texto de despedida titulado "Hasta siempre, querida Hebe", en el que resaltó que la muerte de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo "deja un vacío intransmisible, pero deja también un legado imborrable que se vislumbra en sus compañeras las madres, en los jóvenes que se inspiran en ellas para participar en proyectos colectivos emancipatorios".

El texto de la secretaría conducida por Horacio Pietragalla cerró: "Su pensamiento y su obra no se van a borrar jamás de la memoria de los argentinos, un poco paridos y paridas por ella, ahora que, como escribieron sus compañeras al comunicar la tristísima noticia de su muerte, Hebe cambió de casa".

Los restos de Bonafini descansan en la Plaza de Mayo, al igual que los de Azucena Villaflor de Vicenti, la primera madre, cuyas cenizas permanecen enterradas en la base de la Pirámide de Mayo, el mismo sitio donde hace 45 años las mujeres de pañuelo blanco comenzaron su lucha por los derechos humanos contra el terrorismo de Estado.

El 30 de abril de 1977, en pleno auge de la dictadura cívico militar, un grupo de mujeres encabezadas por Villaflor de Vicenti se concentraron por primera vez en el centro de la Plaza de Mayo y desde entonces jamás dejaron de hacerlo.

"Hebe presente, ahora y siempre"

"30.000 veces gracias"