Hipólito Yrigoyen: jornadas de Salud Bucal gratuitas

Será en el marco del Programa Escuelas Abiertas en Verano, estarán a cargo Promotores de Salud de la Provincia, se desarrollará en el polideportivo municipal en los dos turnos para todas y todos los niños y niñas que asistan.

Con la idea de promover el cuidado y la salud bucal en los niños, desde la Dirección de Salud y a cargo de los Promotores de Salud de la Provincia, con el asesoramiento de la Dra. Carolina Hoyos, tendrá lugar el miércoles 25 de enero el Taller de Salud Bucal, en el marco del Programa Escuelas Abierta de Verano.

Se programaron dos encuentros, uno en las instalaciones de la E.E.P Nº1 a partir de las 10:00hs. y el otro en el Polideportivo a partir de las 14:30hs.

Qué es la salud bucodental

La salud bucodental es una parte muy importante de la salud en general: tener la boca, los dientes y las encías sanas son aspectos claves para una vida saludable.

La salud bucodental comprende la capacidad de morder, masticar, sonreír, hablar, comunicar y transmitir emociones a través de las expresiones faciales con confianza, sin dolor, incomodidad ni enfermedad craneofacial.

Cualquier problema que afecte la salud de la boca repercute en el bienestar psicosocial de la persona.

Para tener una buena salud bucodental es muy importante seguir hábitos de higiene desde temprana edad y realizar visitas odontológicas con regularidad de acuerdo a cada etapa de la vida.

Una boca sana para una buena salud

La boca refleja el estado de salud general de una persona y puede dar cuenta de deficiencias nutricionales o síntomas de otros problemas de salud (trastornos alimenticios, malnutrición, consumo de sustancias que afectan la salud general y de la boca).

Existe un vínculo estrecho entre la salud bucodental y las enfermedades no transmisibles (ENTs). Las enfermedades bucodentales son un factor de riesgo para desarrollar ENTs como diabetes, enfermedades cardíacas, respiratorias y algunos cánceres.

Además, las condiciones generales de salud de una persona pueden aumentar el riesgo de tener problemas de salud bucal.

Enfermedades de la boca

1. Caries

Es una enfermedad multifactorial, es decir, que se produce por la confluencia de varios factores: la placa bacteriana, que se pega en la superficie del diente, los hidratos de carbono de los alimentos que ingerimos y el tiempo que tienen las bacterias que forman la placa bacteriana para utilizar los hidratos de carbono y producir ácidos que comienzan a destruir el esmalte dental.

Una correcta higiene dental evita la formación de caries.

2. Gingivitis

Es la inflamación de las encías que causa sangrado, enrojecimiento, dolor e inflamación.

Generalmente se debe a la presencia de placa bacteriana producto de una mala higiene dental.

Es importante llevar una buena higiene para evitar este problema.

Si la gingivitis no se trata puede causar periodontitis.

3. Periodontitis

Es una enfermedad inflamatoria crónica. Afecta a las encías y al hueso alveolar, que es el hueso de los maxilares que sostiene los dientes.

Cuando no es tratada, los dientes y muelas comienzan a moverse y pueden terminar perdiéndose.

La periodontitis puede prevenirse. Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, usar hilo dental diariamente y realizar consultas odontológicas reducen las posibilidades de desarrollarla.

4. Cáncer bucal

Es una enfermedad altamente invasiva, puede afectar labios, lengua, cara interna de las mejillas, paladar, piso de boca, glándulas salivales y maxilares.

El consumo de tabaco y alcohol son dos de las principales causas de cáncer oral.

La infección por virus del papiloma humano (VPH) que se transmite por contacto sexual también está asociado a los cánceres orales.

Recomendaciones por edad

Niñas y niños de 2 a 5 años:

  • Se recomienda usar pastas dentales con flúor. La higiene debe ser realizada por una persona adulta utilizando un cepillo de cabezal pequeño de cerdas suaves y planas.
  • Se recomienda dedicar dos minutos al cepillado y centrarse en los dientes que intervienen en la masticación y en los molares que es donde se desarrolla la caries.
  • El uso de mamadera y del chupete no debe prolongarse más allá del primer año de vida. Seguir utilizándolos después de los dos años puede producir malposiciones dentarias (mordida abierta), alteraciones como respiración bucal o deglución atípica.
  • Los niños y niñas entre el año y medio y los dos años deben beber del vaso.
  • El consumo de azúcar es un factor que afecta la salud de la boca y genera caries. Hay que tener en cuenta que, además de las golosinas, muchos alimentos contienen azúcar: bebidas gaseosas, jugos, cereales azucarados miel, etc. Luego de consumir golosinas, los niños y niñas deben cepillarse los dientes.

Niñas y niños de 5 a 12 años

  • A partir de los 5 o 6 años comienzan a aparecer los dientes definitivos. A esta edad, las niñas y los niños pueden comenzar a cepillarse solos/as, aunque es importante que una persona adulta supervise que la higiene se esté realizando bien.
  • Cerca de los 6 años, por detrás de los molares temporarios -y sin que se caiga ningunos de éstos- aparecen los primero molares permanentes. Por lo general, no causan molestias. A diferencia de las muelas de leche, este molar, que es más grande y tiene surcos-líneas más marcadas donde se juntan restos de comida y placa bacteriana. Esta es una edad en que los niños y niñas no suelen higienizarlos correctamente por su falta de destreza motora, lo que lleva a que sea la pieza permanente con más posibilidades de perderse por caries.
  • Entre los 5 y los 12-13 años las niñas y niños tienen una dentición mixta, es decir, su boca está cambiando: algunos dientes de leche se van cayendo y nuevos dientes van erupcionando. En esta etapa es importante la consulta odontológica.

Adolescentes

  • En esta etapa es muy frecuente tener gingivitis o inflamación de las encías. Para prevenirla es fundamental que en la visita odontológica se enseñe la técnica correcta de higiene dental con cepillo y elementos interdentarios apropiados.
  • Si el o la adolescente se golpea la boca muy fuerte y uno de sus dientes se sale por completo, hay que colocar el diente en leche o bajo la lengua y concurrir inmediatamente a la odontóloga/o.
  • Entre los 12 y 16 años, los y las adolescentes ya tienen sus dientes definitivos. La rutina de cepillado debe realizarse tres veces al día. El cepillado nocturno es el más importante.

Mayores de 65 años

Es importante comenzar a usar cepillos interdentales (son pequeños penachos que entran en el espacio interdental).

Uso de prótesis dental

  • La prótesis dental debe lavarse con un cepillo de uñas y jabón blanco. Una vez por semana, sumergirla en agua con unas gotas de lavandina. Cepillarla todos los días antes de usarla, después de cada comida y antes de acostarse.
  • No usar pasta dentífrica para lavar la prótesis ya que puede deteriorarse, desgastar su brillo natural y generarle porosidad.
  • Usar la prótesis todos los días para acostumbrarse a ella y quitarla para dormir, para que los tejidos de la boca descansen. Si hay molestias hay que realizar una consulta al/la odontólogo/a.
  • Para la higiene bucal, utilizar un cepillo de cerdas suaves.

Personas embarazadas

  • Se recomienda consultar al odontólogo/a ni bien se confirma el embarazo y luego cada 3 meses durante toda la gestación.
  • Los cambios hormonales pueden causar alteraciones en la boca.
  • La respuesta inflamatoria frente a la placa bacteriana, puede causar gingivitis (encías inflamadas y sangrantes).
  • Durante el embarazo, los vómitos y/o el reflujo gástrico pueden producir erosión dental. En el caso de vómitos enjuagar la boca con agua. Se puede usar una cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en agua. Enjuagar y escupir. Esperar 30 minutos para cepillarse los dientes. Masticar chicle con xilitol para estimular la producción de saliva. Utilizar colutorio fluorado (libre de alcohol) antes de acostarse.