El Cometa Verde, roza la Tierra cada 50.000 años ¿Cómo y cuándo verlo desde Argentina?

La última vez que el cuerpo celeste pasó cerca de la Tierra fue durante el Paleolítico Superior, cuando los neandertales todavía vagaban por el mundo.

Un cometa descubierto en 2022 se encuentra pasando en estos momentos por el sistema solar interior por primera vez en 50.000 años por lo que “debería ser visible con un telescopio y probablemente con binoculares” a partir de hoy en el hemisferio norte y a partir del 2 de febrero en el hemisferio sur, informó la NASA.

El cuerpo celeste, que fue llamado C/2022 E3 (ZTF), fue avistado por primera vez en marzo del año pasado, cuando ya estaba dentro de la órbita de Júpiter. Se encuentra haciendo su acercamiento más cercano al Sol hoy, 12 de enero, y luego pasará por su punto más cercano a la Tierra, el 2 de febrero, informó la NASA.

Según se informó, su principal característica es que tiene un halo verde. Fue descubierto el 2 de marzo de 2022 por astrónomos que utilizaron la cámara de sondeo de campo amplio del Zwicky Transient Facility en el Observatorio Palomar del condado San Diego, California.

Los cometas son cuerpos celestes helados que suelen liberar gas y polvo tras su paso, contienen polvo, hielo, dióxido de carbono, amoniaco, metano y otros compuestos.

El cometa “verde” tiene una órbita alrededor del Sol que pasa por los confines del sistema solar, por eso ha tardado tanto tiempo en volver a pasar por la Tierra, según The Planetary Society. Esta entidad de difusión científica, agragó que “alcanzará su punto más cercano al Sol el 12 de enero de 2023, después de lo cual continuará más allá de la Tierra. El cometa estará más cerca de nosotros el 1 de febrero, a una distancia de unos 42 millones de kilómetros. En las semanas que rodean su máximo acercamiento, puede ser visible a simple vista o con binoculares”.

Según la NASA, el cometa será visible con binoculares en el cielo matutino para los observadores del hemisferio norte durante la mayor parte de enero y para los del hemisferio sur a principios de febrero.

EarthSky recomendó que “en el perihelio del 12 de enero, desde el hemisferio norte, busque el cometa bajo en el horizonte nororiental justo antes de la medianoche. Ahora mismo, el cometa se encuentra en dirección a la constelación Corona Borealis , la Corona del Norte. En consecuencia, estará saliendo entre las constelaciones de Bootes y Hércules. Sin embargo, su ubicación en el norte de la cúpula de nuestro cielo significa que los observadores de estrellas del hemisferio sur no tienen una buena vista de este cometa. Para ellos, el cuerpo de la Tierra lo bloqueará de la vista”.

La NASA dijo que los cometas son notoriamente impredecibles, pero si este continúa con su tendencia actual de brillo, será fácil de detectar con binoculares, y es posible que se vuelva visible a simple vista bajo cielos oscuros. Los observadores en el hemisferio norte encontrarán el cometa en el cielo de la mañana, mientras se mueve rápidamente hacia el noroeste durante enero. Luego, se hará visible en el hemisferio sur a principios de febrero.

Cómo y cuándo se podrá ver en Argentina

El cometa tiene una larga órbita que abarca desde los confines del Sistema Solar hasta el Sol y que se completa en miles de años. En este caso, alcanzará su punto más cercano al Sol el 12 de enero de 2023, tras lo cual continuará su camino más allá de la Tierra. 

El paso de los cometas es impredecible, pero se espera que entre el 1 de febrero por la noche y en la madrugada del 2 de febrero podría ser visible a simple vista desde Argentina. Los expertos sugieren observar hacia el noroeste, cerca de la constelación Corona Borealis, y hacer el avistaje lejos de la ciudad, para poder apreciarlo con mejor calidad. 

Los últimos que lo vieron fueron los neandertales

La última vez que el cometa pasó por la Tierra fue durante el Paleolítico Superior, cuando los neandertales todavía vagaban por el mundoy la próxima visita no se espera hasta dentro de otros 50.000 años.

Sin embargo, algunos astrónomos sugieren la posibilidad de que, después de este paso, el cometa sea expulsado permanentemente del Sistema Solar. 

Así que, si bien el paso del cometa será menos espectacular que el Hale-Bopp (1997) o el Neowise (2020), mucho más grandes,de igual manera es una gran oportunidad para contemplarlo.

Qué es un cometa y por qué es verde

Los cometas son escombros interplanetarios, restos rocosos resultantes de la formación del Sistema Solar. Suelen viajar cientos de kilómetros y se pueden observar solo cuando están cerca de la Tierra. 

Los cuerpos celestes de entre 10 unidades astronómicas y 50 metros se les llaman "meteoroides", y entre estos, están los meteoritos cuando se precipitan hacia la Tierra. Los cometas, comparados con enormes bolas de nieve, están compuestos de roca, hielo, polvo, CO2 y otros gases. 

Suelen originarse en el cinturón de Kuiper, en el Sistema Solar exterior, y a medida que viajan hacia el Sol empiezan a deshacerse. Cuando el Sol evapora el hielo, deja a su paso un halo de polvo y gas alrededor del núcleo denominado coma, que, al moverse, origina una cola que puede alcanzar una longitud de millones de kilómetros. 

En este caso, el cometatiene una “coma verdosa, una corta y ancha cola de polvo y una larga y tenue cola de iones”, según la NASA. De hecho, muchos cometas brillan en verde y está relacionado con una molécula reactiva llamada dicarbono, que emite luz de ese colar cuando la luz solar la descompone.

La coma -la neblina que rodea la bola de gas, polvo y roca congelados en el centro de un cometa- brilla en verde, mientras que la cola permanece blanca.