Un libro-álbum de figuritas para fomentar la diversidad en el deporte

Émilien Buffard fotografió a más de 500 jugadores y a 18 agrupaciones deportivas LGBTQI+ de 8 provincias de la Argentina.

Por: Maby Sosa.

El Mundial de fútbol en este 2022 se realizará en Qatar, donde está prohibido portar banderas o cualquier tipo de manifestación LGBTI+ y las manifestaciones públicas de afecto. Con esto en la cabeza,  Émilien Buffard, fotógrafo francés radicado en Rosario, Argentina, acaba de publicar su libro Sport Friendly: ¡la cancha de la diversidad! 

Se trata de una nueva producción fotográfica que reinterpreta el tradicional álbum de figuritas. Para lograrlo, Buffard trabajó durante un año fotografiando a más de 500 jugadores y a 18 agrupaciones deportivas LGBTQI+ de 8 provincias de la Argentina.

En el álbum hay imágenes de deportistas que practican natación, rugby, fútbol, vóley, pádel, artes marciales, tenis, hockey y básquet, entre 12 disciplinas. 

“Viajé a muchas provincias y me puse en contacto con los coordinadores de los equipos. Los hacíamos posar con la idea de hacer el álbum de figuritas pero siempre los invitaba a que puedan venir con algo que los representara: una prenda, una campera o algo. De ahí surgieron quince fotos que son las más emblemáticas del proyecto. Y que muestra las reivindicaciones de cada jugador en la cancha”, contó Buffard a Presentes

El arte de reconvertir

El marco del Mundial de Fútbol fue para Buffard la excusa perfecta para difundir mensajes positivos en un contexto en el que los discursos de odio son habituales.

“Es un Mundial muy polémico para los derechos humanos pero principalmente lo es para los derechos LGBTQ+. Es un país donde se condena con pena de cárcel a los homosexuales. La idea de presentar este trabajo era mostrar que si bien Qatar no deja que la diversidad ocupe el espacio deportivo, en otras partes del mundo estamos con otros juegos. Con el juego de la diversidad. Este proyecto apunta a eso”, afirma el fotógrafo.

Para brindar su mensaje, Buffard apuntó a lo más simbólico del mundial desde hace generaciones: el álbum. “El concepto fue para llamar la atención. Si hubiera hecho un libro X común no hubiera tenido la misma fuerza. La idea era hacerlo inclusivo. Dentro de este álbum vamos a ver a otras personas que ocupan espacios deportivos”, dice.

El mito del rendimiento

Buffard comenta que se sigue vinculando el rendimiento deportivo a la sexualidad, pero también que los espacios de deportes no dan lugar a ningún tipo de diversidad.

“Encontramos a personas trans que no pueden pisar el césped de las canchas porque no les damos espacio. Encontramos a personas gordas que por su cuerpo no las dejan entrar a un club. O porque es caro el deporte, las personas con pocos recursos no pueden pagar la cuota y jugar. Y en el libro lo que hacemos es encontrar estos espacios para que todas, todos y todes la posibilidad de estar en la cancha independientemente de su orientación, su identidad sexual, de su género o de su condición física o social”.

En el álbum las figuritas están organizadas con información sobre cada equipo y también hay entrevistas a Cecilia Carranza Saroli, Facundo Imhoff y Jessica Millaman. Son tres jugadores profesionales de la comunidad LBGT que cuentan cómo viven la inclusión al nivel de deporte de alto rendimiento.

Qatar contra la tendencia del mundo

Hubo muchos debates sobre las condiciones de Qatar y la FIFA intenta torcer algunas de esas disposiciones. Sin embargo, hasta ahora, lo que se sabe es que la comunidad LGBTI+ corre serios riesgos en ese país.

“Si ves la respuesta política internacional en el fútbol, los clubes están diciendo que van a hacer camisetas con colores LGBTQ+. Es un símbolo pero necesitamos medidas para actuar. No es suficiente izar la bandera sino que atrás en el club mismo las disidencias sienten que no tienen su lugar”, enfatiza.

“Sienten que no hay políticas internas a favor de la diversidad. Apuntemos a eso. A formaciones, a dirigentes, a personal de los clubes a que sepan sobre las LGBTfobias y cómo reaccionar ante un hecho nuevo. Por ejemplo, que mañana en el equipo un jugador pueda decir que es gay. Y que sus compañeros y de la dirección de los clubes lo pueda acompañar también. Quizá nos estamos perdiendo el próximo Messi porque es gay”.

Hacer deporte, gozar

Émilien trabaja sobre la fotografía documental y este ese su tercer proyecto fotográfico. Se inauguró el 28 de abril sobre la fachada del Museo de Bellas Artes Juan Castagnino frente a los 3eros Juegos Suramericanos de la Juventud, en Rosario.

Sport Friendly: ¡la cancha de la diversidad! interpela a los mandatos establecidos y naturalizados en el mundo del deporte. “Este trabajo muestra que queremos un deporte, queremos disfrutar, queremos vivirlo y queremos dejar de seguir pensando que la sexualidad tiene impacto en el rendimiento. Eso no es verdad, pero surge de una sociedad que sigue homofóbica. De todo lo que ahora hice, lo publiqué en mis redes sociales y tuve cientos y cientos de comentarios homofóbicos” acota.

Lo que espero es que este diálogo acerca de la diversidad en el deporte se abra a través de las instituciones culturales y de los medios de comunicación. Una persona me escribió debajo del flyer de promoción del trabajo que ‘si veía a su hijo besándose así en la plaza le va a quedar colorado el culo de la patada’. Estamos en eso todavía. Si yo puedo ocupar el espacio público con imágenes así para que un niño y un adolescente pueda verlo y decir ‘está todo bien’, ahí ganaré”.

Con respecto a los equipos inclusivos en otras partes del mundo, Émilien comenta. “Fotografié un equipo en París que era diverso. Hay equipos de deporte inclusivo en varios otros países. Esto significa que las discriminaciones trascienden las fronteras. Esas historias con las que me crucé acá son las mismas que me compartieron en Francia o en España.”

Ser hincha en Qatar

Para el autor de Sport Friendly: ¡la cancha de la diversidad la cancha deportiva ocupa un lugar fundamental en la sociedad contemporánea.

“Son espacios recreativos o profesionales, para generar nuevas relaciones, situaciones y oportunidades de interacciones culturales y sociales. Todavía están plagados de múltiples desafíos y preocupaciones que les jugadores profesionales y aficionades enfrentan: el racismo, el sexismo, la homofobia, la transfobia. El deporte no es más que un espejo de lo que la sociedad produce”, conceptualiza el autor en la presentación del libro.

El libro se presentó el miércoles 2 de noviembre y está a la venta. Tiene prólogo del director del Museo Castagnino, Raúl D’Amelio. Consta de 96 páginas e incluye un póster y una plancha de figuritas. Se puede adquirir a través del link: https://emilienbuffard.com/tienda/

La muestra fotográfica tiene acceso libre y gratuito y se puede visitar en el Centro Cultural San Martín hasta el 20 de noviembre.

Fuente: Agencia Presentes.