NI UNA MENOS!

Desde 2015, cada 3 de junio decir NI UNA MENOS dejó de ser un ruego o un pedido, es plantarse de cara frente a lo que ya no se tolera, ni una sola víctima más.

Cada 3 de junio desde 2015 en Argentina se grita NI UNA MENOS, el femicidio de Chiara Lopez funcionó como puntapié, fue la gota que rebalsó el vaso y tomó forma de movimiento organizado que pretende visibilizar en primera instancia y acabar con las violencias machistas que sufren mujeres e identidades trans en la Argentina.

Desde el 1 de enero al 30 de abril de 2021, se produjeron en Argentina 92 femicidios, 5 transfemicidios y 7 femicidios vinculados de varones, según un nuevo informe dado a conocer este sábado por el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que dirige La Casa del Encuentro. 

Este 3 de junio también nos falta TEHUEL, Tehuel de la Torre, un joven trans que está desaparecido desde el 11 de marzo y que pese a que existen pruebas suficientes para incriminar a dos varones con los que se lo vio por última vez, hoy sigue desaparecido y su cara no se ve en todos los canales de televisión ni en la tapa de los diarios. El machismo, la violencia machista y el patriarcado como bastión ideológico de todas estas prácticas son los responsables de que se perpetúen estos manejos tan dispares que hacen parecer que no todas las vidas valen lo mismo. Las prácticas machistas invisibilizan a mujeres, personas trans y no binarios y ejercen con crueldad todo tipo de abusos y formas de violencia día tras día.

Entendemos que hoy, decir NI UNA MENOS es tejer una trama de solidaridad y conciencia, es poder encaminarse a la vida que cada persona quiera vivir y poder garantizar los derechos para que esto suceda.

Cada 3 de junio se escucha fuerte el grito de muches que han perdido su voz: ¡Basta! Basta de inequidad, basta de disciplinamientos violentos y opresivos, basta de desigualdad y de cercenamiento de derechos, basta de femicidios, transfemicidios, desapariciones y crueldad sobre los cuerpos y las identidades. 

Que decir NI UNA MENOS sea cada vez menos doloroso y urgente.