Mario Secco sostuvo "Este Presidente rompió todo el esfuerzo que hicimos como intendentes"

El intendente de Ensenada fue una de las voces bonaerenses que se alzaron contra el DNU de Javier Milei.

"Es muy difícil mantener la cabeza fría porque todo lo que teníamos se encareció tremendamente. La gente dejó de consumir, nadie está comprando nada”. 

“Vamos a pasar un fin de año de mierda por las decisiones de mierda que tomó este Presidente", dice el intendente de Ensenada un día después del DNU con el que Javier Milei decidió intentar la desregulación de la actividad económica en el país.

Los ánimos generales del peronismo provincial van a tono con el alcalde, quien explica que "si antes estabas mal, ahora estás mucho peor". "La gente va a necesitar un 120% más para igualar lo que tenía", porque ahora "el sueldo de los trabajadores vale menos de la mitad". "El año pasado aumenté tres veces el sueldo de los municipales y lo llevé a 212% acumulativo. Estaban todos los trabajadores contentos, pero este presidente me lo pulverizó y hace que valga menos de la mitad", asegura.

El gobernador Axel Kicillof se posicionó con contundencia frente a los anuncios presidenciales. “A espaldas de la división de poderes, anuncia un decreto que sin necesidad ni urgencia pretende derogar un conjunto de leyes de todo tipo.

Así, se propone privatizar todo, desregular todo, destruir derechos de los trabajadores, arrasar con sectores completos de la producción, rifar los clubes de fútbol y el patrimonio de los argentinos. Todo esto sin pasar por el Congreso,  que podría sesionar y discutirlo”, escribió el mandatario provincial. Cerró diciendo que al Presidente sólo “le faltó decir “democracia: ¡afuera!”.

Secco mira a los ensenadenses y asegura que los vecinos "están desesperados". "Este Presidente rompió todo el esfuerzo que hice como intendente. Lo que pasa en Ensenada, pasa en la provincia de Buenos Aires y en cada familia argentina.

Muchos se están dando cuenta de lo que será esto, y otros siguen gritando 'Viva la libertad'", dice uno de los referentes de la Región Centro que, en relación al futuro cercano, sintetiza: "Nos organizaremos con los partidos políticos y los movimientos nacionales para cuando salga la convocatoria a nivel nacional, los que tenemos más experiencia ya hemos pasado por esto, y lo mejor que podemos hacer es trabajar incansablemente para superarlo".

También en La Plata, el ministro de Gobierno bonaerense, Carlos Bianco, que, luego de las decisiones del gobierno nacional, "la gente se movilizó de manera espontánea porque no es la forma de anunciar medidas".

El ministro también contó que el miércoles por la noche se acercó a calle 7 y 50, donde los vecinos platenses se manifestaron contra Milei: "Lo de ayer fue espontáneo, estaba circulando por la calle y vi que la gente estaba allí, no sabía que se juntaban". "La gente reclama porque es consciente que se intenta establecer un experimento social a cielo abierto y sin certezas, al igual que bajo un marco no democrático como lo fue la dictadura".

Bianco explicó que "por más que haya sido electo presidente por la mayoría, nada habilita a Milei a derogar cientos de leyes de un plumazo, sin discusión política y sin pasar por el congreso".

Bianco, mano derecha de Axel Kicillof, subrayó que "no solo la forma no es la correcta, sino que el contenido tampoco es el correcto". Y amplió: "Son muchísimas leyes que regulan sectores para que los más poderosos no prevalezcan por sobre los que tienen necesidades. Las disposiciones del DNU no son beneficios para el pueblo y no van a solucionar el hambre, sino todo lo contrario: los monopolios irán fuertemente en contra de los intereses del pueblo".

Si bien detalló que el gobierno provincial tiene "muchísima preocupación", y que está "analizando finamente las medidas", Bianco dijo que "queda claro que (las medidas) favorecerán a un conjunto de corporaciones, al capital trasnacional y que irán en contra de las pymes".

En cuanto al diálogo que mantiene Provincia con Nación, Bianco contó que el gobernador Kicillof planteó la necesidad de contar con tres certezas por parte del gobierno nacional. La primera, saber cuántos recursos va a disponer la provincia de Buenos Aires.

La segunda, conocer cuáles serán los parámetros del programa económico, "porque no sabemos de cuánto será la inflación y sobre esa base debemos definir un presupuesto para ver cómo accionamos durante el año". Y la tercera, saber qué pasará con la obra pública que está en ejecución, ya que "el gobierno nacional anunció que no habrá obra pública, sino que será mediante el sistema de participación público-privada, que ha sido un fiasco cuando lo quiso instalar Macri y que en general no ha funcionado en ningún lugar del mundo".

La postura de Bianco es coicidente con la del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, que mediante un documento aseguró que “el decreto inconstitucional del presidente Milei agrava todos y cada uno de los problemas que dice buscar resolver: la pérdida de los más básicos derechos laborales no va a mejorarle la vida a un solo argentino que viva de su trabajo; la privatización de las empresas públicas no va a provocar sino la pérdida del patrimonio nacional; la desregulación de las obras sociales y prepagas no va a mejorar la atención de ningún afiliado”.

“Y así podríamos continuar con cada una de las medidas”, señala el texto que cierra convocando “a rechazar las medidas propuestas por el presidente Milei y trabajar en conjunto, de cara a la sociedad, con la responsabilidad necesaria que el tiempo histórico y el pueblo nos demanda”.

La ministra Estela Díaz fue otra de las voces del gabinete provincial que salió a cruzar al DNU del Presidente, al que definió como “inconstitucional”. “Atenta contra nuestra democracia. No es de necesidad ni de urgencia y no viene a arreglar nada, sino a arruinarle la vida a las y los argentinos, en especial a las mujeres y diversidades, que conforman los sectores con mayores desigualdades”, escribió la titular del Ministerio de las Mujeres y Diversidad.

Andrés Larroque, por su parte, consideró que el DNU “tendrá un impacto negativo en materia económica, laboral y alimentaria, que generará el aumento exponencial de las personas y familias en situación de vulnerabilidad social”.

Al frente de la cartera de Desarrollo de la Comunidad, Larroque afirmó que desde el Ministerio se trabajará especialmente para “garantizar la atención, asistencia y protección de las personas y familias en situación de vulnerabilidad; y para fortalecer las organizaciones libres del pueblo y asociaciones civiles que presten servicios a la comunidad”.

El radicalismo también

Las voces criticas a la inicaitva presidencial también se hicieron escuchar desde la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires, cuyo titular, el senador Maximiliano Abad, dijo que la modalidad de tener que avalar normas “a paquete cerrado, no permite el análisis y el debate para poder diferenciar lo correcto de lo incorrecto”. “Lo lógico y eficiente, debiera ser la presentación de un proyecto de ley espejo, igual al DNU, de manera de garantizar un debate profundo y diferenciado”, señaló el radical que pidió que se utiliza el espacio de las sesiones extraordinarias del Congreso para tal fin.

En sintonía, el diputado nacional Facundo Manes aseguró que “no hay libertad ni desarrollo económico sin ley” y recalcó que “el DNU va en contra de las reglas básicas de la democracia pero también de su eficacia”. “La Argentina necesita encarar de verdad el camino del crecimiento, y eso no se logra con atajos ni prepotencia. Los países también fracasan cuando le hacen trampa a sus instituciones”, afirmó el jefe de una de las bancadas radicales que desarrollan su actividad en la Cámara Baja nacional.