En junio la actividad económica marcó el inicio del crecimiento del PBI

El incremento en la producción industrial, con la fabricación de autos, calzado y electrodomésticos a la cabeza, permitirá cerrar el año con un crecimiento del 8% o más y retomar las metas trazadas por el ministro de Economía Martín Guzmán.

El cierre de la primera mitad del año marcó un punto de inflexión en materia de actividad económica y los indicadores de las diversas variables no sólo relevadas por el sector público sino también privado, y hasta las proyecciones de organismos internacionales, sitúan a la economía argentina en un sendero ascendente que llevará al Producto Bruto Interno (PBI) a crecer en torno al 8% o más.

De esta manera, la actividad económica volvería a la senda inicialmente trazada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, previo a la irrupción de la segunda ola de coronavirus, cuando estimaba a comienzos de marzo que el PBI crecería este año 7%, por encima del 5,5% incluido en el Presupuesto 2021.

De hecho, el último Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) mostró un crecimiento acumulado hasta mayo último de 9,5%, aun cuando los últimos dos de los cinco meses operaron importantes restricciones por la Covid-19.

Incluso, la consultora Orlando Ferreres dio cuenta de una medición propia que incluye también junio, y muestra un crecimiento de 9,7% interanual acumulado en el semestre.

Es por eso que en estos días el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó: "estamos replanteando escenarios de crecimiento de la Argentina. Estábamos con proyecciones del 7% para este año y es probable que estemos cerca del 8% o un poco más".