Arranca la cumbre de la CELAC

La reunión entre mandatarios latinoamericanos y caribeños tendrá a Argentina como sede por primera vez en su historia.

Arranca la cumbre de la CELAC este martes y se espera la presencia de distintos mandatarios de la región para discutir los desafíos más importantes de cara al 2023 y los próximos años.

Como una de sus primeras actividades, el presidente Alberto Fernández se reunirá con Lula Da Silva este lunes y con un grupo de empresas radicadas tanto en Brasil como en Argentina con el objetivo de acelerar el comercio y potenciar el intercambio bilateral de bienes industriales con una moneda común o un sistema de pagos en monedas locales.

Para la cumbre se espera un discurso inicial a cargo del Presidente a las 9:30hs y la presentación de un informe de gestión en manos del canciller Santiago Cafiero. Estarán presentes los mandatarios Luis Lacalle Pou (Uruguay), Mario Abdo Benítez (Paraguay), Gabriel Boric (Chile), Lula da Silva (Brasil), Miguel Díaz-Canel (Cuba), Gustavo Petro (Colombia), Luis Arce (Bolivia), Xiomara Castro (Honduras) y Luis Abinader (República Dominicana), así como también la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y el de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

En la lista de ausentes figuran Guillermo Lasso (Ecuador), Andrés Manuel López Obrador (México) y Daniel Ortega (Nicaragua), Joe Biden (Estados Unidos), invitado a último momento, y Xi Jinping (China), que prometió participar de forma virtual.

El rol de Brasil

Lula Da Silva, presidente electo de Brasil, tendrá como principal desafío de su mandato volver a un protagonismo en la región. Por ese motivo, el presidente brasileño decidió el retorno del país a la CELAC después de tres años.

La administración de Bolsonaro había eliminado en 2020 la integración del mecanismo intergubernamental de ámbito regional durante su mandato para evitar un mayor "protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba, Nicaragua".

La vuelta a la cumbre regional significa un "retorno de Brasil a los mecanismos regionales de concertación política", para "eliminar esa noción de paria, de aislamiento" que cubrió al país en los últimos años, aseguró Feliciano de Sa Guimaraes, director académico del Centro Brasileño de Relaciones Internacionales (CEBRI).

En la búsqueda de liderazgo regional, Lula muestra coincidencias con Joe Bidenquien no estará presente en la CELAC pero que enviará a un asesor como representante de Estados Unidos: ambos presidentes tienen como rival a la extrema derecha y aseguran un lugar importante en la agenda para el cambio climático.

Sin embargo, Guimaraes expresó a la agencia de noticias AFP que Estados Unidos "tiene poco para ofrecerle a Brasil en contraposición a lo que China tiene para ofrecer en cuestiones económicas y financieras", y la Casa Blanca "lo percibe". Es en esa relación pendular con las dos potencias mundiales que Brasil puede sacar provecho político.